HABLEMOS CLARO: ¿tiene algún papel la psicoterapia en el SFC/EM?

Algo que perjudica mucho a los pacientes con SFC/EM es que cualquier guía médica sobre la enfermedad, acaba con la coletilla: “el único tratamiento que ha demostrado eficacia a día de hoy es la terapia cognitivo-conductual”

En redes sociales los pacientes gritan: NO ES UNA ENFERMEDAD PSICOSOMÁTICA, DEBE RETIRARSE EL ESTUDIO PACE…

Y tienen toda la razón, la terapia congnitivo-conductual, la psicoterapia, ¿cura?: NO, ¿mejora?: TAMPOCO, ¿es necesaria? POR SUPUESTO, pero entendida de la siguiente forma.

Todos los pacientes saben que tienen una reserva energética que tienen que gestionar, y que esa reserva se gasta no solo con actividad física, sino también con actividad mental: leer, estudiar, atender en una conversación a varias personas a la vez, incluso escuchar música puede estar limitado en enfermos severos.

Hasta aquí todos de acuerdo, si digo que el paciente tiene que hacer reposos a lo largo del día, gestionar su energía, y priorizar que labores podrá hacer cada día, seguimos de acuerdo.

Pero… qué pasa si cuando me tumbo, mi mente permanece activa, es decir, estoy pensando en lo que debería hacer y no puedo, la ansiedad de no poder ir a trabajar y perder aquello por lo que estudié durante años, o aquello que paga mi casa, y alimenta a mis hijos… alguien duda de que ¿esto no conlleve un gasto energético igual o superior que si estuviera leyendo?

Ahí entra el papel de la psicoterapia, los enfermos con SFC/EM no pueden permitirse ni siquiera tener stress, sus reposos deben ser lo más eficaces posible, no solo a nivel físico sino también mental, por eso es básico que aprendan técnicas de relajación y de aceptación. Estos pacientes están encerrados en su propio cuerpo, su vida sufre un giro de 180º, pero como los de fuera no lo notamos, no entendemos que se frustren, que lloren, que se resistan… y caemos en la simpleza de decir que ese es el problema.

Es importante diagnosticar cuanto antes, porque antes empezaremos a trabajar con ellos, antes les diremos que no se fuercen, porque debemos evitar los fenómenos CRASH, cuando el paciente logra aceptar su enfermedad y logra conocerse, entonces suele estar más estable, no mejora, pero evita muchas recaídas, que ya es algo.

A nadie se le ocurriría decir a un paciente que tras un accidente de tráfico ha quedado parapléjico, o cuando alguien tiene una pérdida familiar inesperada, que la psicoterapia mejorará su cuadro, pero es obvio que saber canalizar la ira, saber afrontar la nueva realidad es imprescindible.

ES LO MÍNIMO QUE PODEMOS HACER, PERO NO NOS EQUIVOQUEMOS, LAS GUÍAS MÉDICAS DEBERÍAN ACABAR ASÍ: estos pacientes deber recibir apoyo y tratamiento cognitivo-conductual, dado el gran impacto que produce la enfermedad en la vida del paciente, y el deterioro físico que el propio stress produce en ellos.

Errores en el manejo del paciente con SFC/EM

Anuncios

6 respuestas a “HABLEMOS CLARO: ¿tiene algún papel la psicoterapia en el SFC/EM?

  1. No podría estar más de acuerdo.
    El otro día leí en un foro que el modelo biomédico del SFCem era el correcto y el modelo biopsicosocial, el incorrecto. Y al menos desde mi punto de vista esto no es así. Sino como tú (me permito tuearte) lo has explicado.
    Comenté que los modelos biopsicosociales de cualquier enfermedad física (como la nuestra) no son malos en sí. Lo malo es la interpretación errónea de algunos (profesionales incluidos) haciendo el equivalente mente-cuerpo (la mente enferma el cuerpo que en nuestro caso y otros muchos, no) o banalizando “lo psicológico), tan importante en salud.
    Me ha gustado mucho el ejemplo que has puesto de un accidente. Yo usé mi lupus para que no fuera el SFC: El modelo biopsicosocial hablaría de todo lo orgánico que implica la enfermedad autoinmune. Pero no se pueden obviar las emociones, depresión, ansiedad… que provoca el aislamiento social, la limitación de actividades por síntomas o por el mismo sol que nos provoca brotes, los problemas en relaciones de pareja que provoca… y que hay que tratar y trabajar (con psicólogo) pero no implican que todo eso provoquen la enfermedad, sino que son consecuencia de las circunstancias de la enfermedad. Y que por supuesto el estrés añadido, la depresión… a su vez repercuten negativamente en la propia enfermedad (estrés 0 o tienes papeletas a brote, porque el estrés no es bueno para la gente sana, no digo para la enferma).
    El modelo biopsicosocial sería lo que justifica un tratamiento multidisciplinar en SFC (tan necesario en nuestro caso) PERO ADECUADO (no lo que nos han “vendido” en el PACE). En mi opinión, en una enfermedad como esta habría que derivar directamente a Salud Mental COMO PREVENCION, para trabajar con psicologo desde el principio el duelo por la enfermedad perdida, la asimilación de cambios asociados, los pensamientos, etc… que hasta prácticamente estamos haciendo los enfermos solos. Y medicación (psiquiatra) cuando hace falta, por supuesto.
    Ojalá pronto más doctores, psicólogos, psiquiatras… trabajando en esta línea, Eva María. Muchas gracias.

    Me gusta

  2. Le felicito!, es la argumentación más acertada que he leído, de los motivos por los que un paciente de SFC/EM podría llegar a necesitar terapia psicológica.

    No obstante y tras haber realizado dichas terapias en varias ocasiones, he llegado a la conclusión de que no me ha servido para nada, por las siguientes razones:

    – No hay en la Seguridad Social ( o son la excepción a la norma) psicoterapeutas competentes y que tengan los conocimientos necesarios sobre la enfermedad, sus consecuencias y contexto, para tratar a un paciente de SFC/EM. Por tanto, además de tener que desplazarse al centro de salud mental (que puede provocar un empeoramiento per se) hay que sumar que no recibimos una terapia adecuada, como la que plantea en su artículo, lo cual resulta en un esfuerzo cognitivo inútil en muchos casos y mucha más incertidumbre del paciente que, a su vez, empeora la situación.

    – Lo anterior se aplica también en el ámbito privado, con lo que además añadimos un gasto económico importante que muchos pacientes no podemos abordar.

    – Por último, considero que una vez más somos los pacientes quienes pagamos la desidia del sistema. Si eliminásemos de la ecuación los retrasos diagnósticos de hasta 10 años en algunos casos, la falta de especialistas actualizados e informados, el maltrato y las vejaciones sistemáticas en las valoraciones de incapacidad/discapacidad, los procesos judiciales inevitables debido a lo anterior, con el sangrante desgaste que suponen en cuanto a realización de pruebas, impacto económico, ansiedad…etc y la falta de propuestas de tratamientos que incluso si son experimentales en este momento, se aplican ya en otros países ( antivirales, inmunomoduladores….)

    En definitiva, si excluyésemos todos esos factores de la ecuación, no existiría estrés ( o sería un estrés tolerable que no requeriría de los inconvenientes arriba expuestos para encontrar un buen psicoterapeuta).

    Las relaciones con nuestras familias serían mejores, la incertidumbre económica menor y la esperanza de que algún tratamiento nos ayude mayor.

    En resumen: el paciente, además de heredar todas estas injusticias y despropósitos de un sistema que le aprieta hasta ahogarle, debe tratarse con psicólogos y psiquiatras incompetentes en la materia, el estrés, la ansiedad y la depresión lógicas derivadas de todo ello?

    En mi caso particular y tras haber pasado por todo lo que relato, me niego en rotundo.

    Espero publique este mensaje, pues me ha costado 1h redactarlo.

    Un saludo!

    Me gusta

  3. Marisa Lo primero felicitarte y agradecerte por la maravillosa labor que haces con tu información y sobre todo empatia y comprensión. Llevo 27años enferma ,diagnosticada de FM al cabo de 12 años y de SFC después de 8 más ,aunque yo siempre he buscado información de SFC ,sin tener conocimiento de ello porque estaba convencida que había algo peor además de FM. Como empecé con una terrible crisis de ansiedad,mi deambular fue de psiquiatras de distintas ciudades todo privado ,me trataban como de depresión a lo que yo me revelaba porque era consciente que aquel no era el camino. Me decían que era una paciente rebelde, no he llorado más en una consulta. Pasado unos años las consultas tanto de psiquiatra como de psicólogo eran en mi población en la S S ,su desconocimiento de estas enfermedades total, terapias en grupo con personas bipolares etc…Las pacientes hemos servido de enseñantes a muchos profesionales que poco a poco se van abriendo, en mi caso tanto el psiquiatra como el psicólogo de SS me pidieron perdón por como se habían equivocado lo cual era de agradecer.Sigo yendo al psiquiatra pero la verdad no me aporta gran cosa.Siento mucho si me he extendido demasiado .Saludos.

    Me gusta

    1. Muchas gracias, los pacientes pasan un calvario injusto y eso hay que cambiarlo, estoy de acuerdo contigo en que los médicos somos reacios a dejarnos enseñar por los pacientes que normalmente en enfermedades poco conocidas acaban sabiendo muchísimo, escuchar no significa poca profesionalidad sino ganas de mejorar, un abrazo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s