NUEVAS GUÍAS DE LA NICE PARA EL MANEJO DE LA EM/SFC

Las cosas claramente están cambiado y mucho, la NICE acaba de publicar nuevas guías para el manejo de la EM/SFC, las últimas del año 2007 estaban totalmente obsoletas y hacían recomendaciones que con los últimos avances de investigación, claramente eran perjudiciales, ya era hora de que fueran actualizadas, las guías actuales servirán como referencia y apoyo para que aquellos profesionales sanitarios que no sepan nada de EM/SFC tengan una guía con prestigio y correcta en sus recomendaciones.

Aquí voy a señalar aquello que para mí es más significativo y aquello que tendrá más implicaciones a la hora de cambiar la actitud general de los sanitarios a la hora de atender a los pacientes:

  • 1. La guía indica que como principios generales a la hora de atender EM/SFC se tendrá en cuenta que es  una condición médica compleja y crónica que afecta a múltiples sistemas corporales y cuya fisiopatología aún se está investigando

  • 2. Se explica que la EM/SFC no es una enfermedad homogénea, sino que afectará de formas diferentes, además su impacto varía ampliamente: para algunas personas, los síntomas aún les permiten realizar algunas actividades, mientras que para otras causan una incapacidad total. Incluso puede tener una afectación fluctuante en la que los síntomas de una persona pueden cambiar de manera impredecible en naturaleza y gravedad durante un día, una semana o más. Además afectará a diferentes aspectos de la vida de los pacientes, así como de sus familias y cuidadores.

  • 3.RECONOCE QUE LOS PACIENTES CON EM/SFC PUEDEN HABER EXPERIMENTADO PERJUICIO E INCREDULIDAD

  • 4.Indica que cuando se sospeche EM/SFC, hasta que el diagnóstico sea posible (mínimo 3 meses) se les debe recomendar a los pacientes: no usar más energía de la que perciben que tienen: deben controlar su actividad diaria y no «superar» sus síntomas. Así como descansar lo que sea necesario

  • 5.Cuando exista sospecha clínica, los pacientes, principalmente los pediátricos, deberían ser remitidos a especialistas en la materia (preferiblemente equipos multidisciplinarios). Y enfatiza en la importancia de formar e informar adecuadamente al paciente, y a los familiares. Así como de la necesidad de brindar ayudas sociales. Reconoce que los síntomas de los casos graves pueden interpretarse como síntomas de abuso o negligencia, de forma que se deberá tener en cuenta que en el caso de los niños pueden faltar al colegio si que ello signifique falta de interés, y en el caso de los adultos, las bajas y el apoyo serán necesarias

  • 6. Señala que en la atención médica de los pacientes se deberá tener en cuenta la necesidad de más tiempo, controlar estímulos lumínicos, químicos…. Así como ser conscientes de la dificultad del paciente para realizar las visitas médicas.

  • 7.En cuanto al tratamiento, reconoce que no existe tratamiento curativo, pero debe enseñarse a los pacientes a GESTIONAR SU ENERGÍA, no como medida curativa, sino como apoyo al manejo de los síntomas, que esta energía se repartirá en actividad física, cognitiva, emocional y social, y reconoce que un manejo adecuado ayuda a reducir el Mal estar postesfuerzo. Así mismo reconoce que cualquier programa que utilice aumentos incrementales fijos en la actividad física o el ejercicio, por ejemplo, la terapia con ejercicio gradual no debe recomendarse. 

  • 8. Factores a tener en cuenta en el tratamiento son: el sueño, el dolor, la intolerancia ortostática y la dieta

  • 9.A la hora de recomendar tratamientos reconoce que los pacientes pueden ser intolerantes y que se deberá iniciar los tratamientos con dosis menores de las habituales.

  • 10. En cuanto a la terapia cognitivo conductual exponen: «El comité quería destacar que la terapia cognitivo-conductual (TCC) a veces se ha asumido como una cura para la EM / SFC. Sin embargo, solo debe ofrecerse para apoyar a las personas que viven con EM / SFC para controlar sus síntomas, mejorar su funcionamiento y reducir la angustia asociada con tener una enfermedad crónica, tiene como objetivo mejorar su calidad de vida, incluido el funcionamiento, no asume que las personas tienen creencias y comportamientos de enfermedad «anormales» como una causa subyacente de su EM / SFC, pero reconoce que los pensamientos, sentimientos, comportamientos y fisiología interactúan entre sí.

  • 11, los proveedores de atención sanitaria y social deben garantizar que todo el personal que presta atención a las personas con EM/SFC reciba la formación pertinente para que puedan prestar atención de acuerdo con esta directriz. La capacitación debe incluir: saber diagnosticar y manejar EM/SFC, así como experiencia con pacientes.

  • 12.Se señala que la atención del EM/SFC severo implicaría un plan de actuación específico para cada paciente.

Creo que sobran las palabras, el colectivo EM/SFC sigue consiguiendo por fin, la visibilidad y el respeto que se merece. Ahora entre todos divulgaremos y formaremos. Seguimos avanzando…

Aquí dejo el enlace para que lo podáis leer: https://www.nice.org.uk/guidance/ng206/chapter/Recommendations


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s